lunes, 2 de junio de 2008

Cuando encontramos al cliente la primera vez, nos pidió hacer una casa color sombra. Nos pareció una pregunta interesante y aceptamos entonces diseñar una casa privada.

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Se nos encargó una casa de veraneo (e inverneo) en un terreno remoto y virgen del sur de Chile. Más que un diseño, el cliente nos pedía formular una ecuación, que incluyera todas aquellas variables que vinieran al caso y luego buscar una forma que fuese la pura expresión de tal ecuación: Un terreno volcánico, 4000 mm de precipitaciones anuales, fuerte radiación UV, vientos desde el norte y el oriente, vistas hacia el lago (norte), hacia el parque (sur) y algunos otros puntos específicos, soleamiento adecuado, consideración de la condición remota de la obra al momento de escoger materiales y tecnologías constructivas, desglose pormenorizado de la manera en que se usaría la casa, eliminación de cualquier posible romanticismo así como de contemporaneidades a priori en la definición del lenguaje arquitectónico, eran los ingredientes de este plato desconocido pero que debía resultar familiar una vez hecho.

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Dado que el clima era una de las condiciones más extremas, partimos por arriesgar lo menos posible: un convencional techo a dos aguas apto para las precipitaciones. De a poco, empezamos a extender las aguas hacia los bordes hasta tocar las ventanas en el perímetro buscando respetar las vistas y al mismo tiempo esquivar los vientos según fuera el caso.
Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

La regla para las ventanas siguió el mismo principio de un surfista entrando al mar buscando esquivar las olas: o eran delgadas o eran bajas. Si la ventana buscaba enmarcar un elemento vertical como un árbol o un sendero adentrándose en el bosque por ejemplo, entonces la ventana era alta pero esbelta; si ellas enmarcaban una vista horizontal, como el lago o el volcán, entonces eran anchas pero bajas.

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Esta misma lógica de la vista y el esquive, expresada en ventanas como marcos muy secos, explica la geometría de la planta del segundo piso. La planta del primer piso en cambio es una caja regular y resistente (por los sismos y el terreno volcánico, pero también por la seguridad necesaria para casas que pasan parte del año cerradas).

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Las piedras salieron de canteras cercanas, y las maderas, del despeje de bosque que hubo que hacer para construir. La oscuridad del objeto será la manera de restituir parte de la densidad y virginidad original del lugar.

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Arquitectos: Alejandro Aravena, Jorge Christie, Victor Oddó
Año de proyecto: 2003
Año de construcción: 2004
Localización: Lago Pirehueico, 800 km al sur de Santiago, Chile
Superficie construida: 350m2

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

Casa Lago Pirehueico - Alejandro Aravena

0 comentarios:

Publicar un comentario

UTILIZA EL FORMULARIO ADJUNTO PARA DEJAR TU OPINION