jueves, 27 de marzo de 2014

Casa Gilardi - Luis Barragán

El gran arquitecto Luis Barragán, a los 80 años de edad, y después de casi 10 años de inactividad, realizó su última obra, quizás la más paradigmática de todas, emplazada en un terreno de 10×36 metros, entre muros medianeros de una calle ubicada en la ciudad de México.

Casa Gilardi - Luis Barragán


Barragán aceptó el encargo atraído por dos condicionantes del proyecto: el enorme árbol Jacarandá que se debería mantener dentro del terreno, y la piscina solicitada por el dueño como parte del programa. El arquitecto quiso disponer la casa de tal manera de cerrarse a la calle, reforzándo su interioridad.

Casa Gilardi - Luis Barragán


En todas sus obras se plasma en gran medida conceptos modernos, y los colores, las texturas y los elementos compositivos son producto de la cultura mexicana. Es indudable la influencia de pintores como Diego Rivera o Frida Kalho, entre otros, en sus obras, pero en particular en esta casa.

Casa Gilardi - Luis Barragán


Casa Gilardi - Luis Barragán


La casa está ordenada sobre un eje a lo largo del terreno, que se desliza con un pequeño impacto urbano por fuera e intimista por dentro. El reducido pero potente volumen rosado se defiende de la calle y se vierte hacia el interior, descomponiéndose hacia el pequeño patio conformado tanto por el volumen delantero (servicios, dormitorios) como por el trasero (salón-comedor-piscina), ambos unidos por el importante corredor. Todo aquello configura un patio que rodea a el árbol, que debía ser respetado como condicionante, que resalta con sus ramas o flores.

Casa Gilardi - Luis Barragán


Casa Gilardi - Luis Barragán


La disposición en planta descubre poco a poco los espacios a través de filtros de luz y silencio. Un mundo increíble de sensaciones: una entrada sencilla, un pasillo amplio, la escalera sin barandilla que levita y asciende por el efecto de la luz cenital. Un corredor que es invadido por la suave luz amarillenta que se filtra por una serie de aberturas verticales con vidrios de color onix, al final del cual se encuentra una puerta que da paso a un espacio austero al final de la cual una puerta da paso a un espacio austero que sólo contiene un pequeño espejo de agua, una rustica mesa de comedor, sus sillas y un aparador, mientras un inquietante muro rojo sujeta el tragaluz y baña la piscina. El resto es todo luz.

Casa Gilardi - Luis Barragán


Casa Gilardi - Luis Barragán


Esa piscina-estar-comedor, el espacio central de la casa, se convierte en un ámbito mágico donde el suelo se interrumpe en un silencioso paso entre lo sólido y lo líquido, pues el estar-comedor se instala a orilla del agua, y el muro de color rosa, que se hunde en ella, vibra con las geometrías producidas por la cambiante luz cenital que va transformando el espacio a lo largo del día.

Casa Gilardi - Luis Barragán


Casa Gilardi - Luis Barragán


Los colores en la casa tienen un rol muy importante, por cierto que, tanto el color del muro rosa como el azul del espacio circundante fueron tomados de un famoso cuadro de Chucho Reyes. “Chucho Reyes tenía un excelente ojo para el color. Dedicó su vida a las cosas bellas. No entendía de planos, pero me ayudó con el color. El color de los mercados mexicanos… el color de los dulces mexicanos… de las golosinas… la belleza de un gallo. Colocamos los colores para la casa Gilardi pintando grandes cartulinas en mi casa, recargándolas una tras otra en las paredes, moviéndolas de lugar, jugando con ellas hasta que decidimos los colores exactos. Les diré un secreto: la piscina tiene un muro o columna rosa que no sostiene nada. Es una pieza de color situada en el agua, por placer, para traer luz al espacio y mejorar su proporción general”

Casa Gilardi - Luis Barragán


Con pocas referencias del mundo exterior, la casa exhibe en su interior atractivos para ser disfrutados por los usuarios, afirmando el carácter introspectivo de la vivienda. Los ambientes se asoman al recinto interior a través de grandes superficies acristaladas.
El árbol tiene su espacio reservado, pero no actúa como protagonista, sino que es un complemento del conjunto que encuentra su escenario en el vacío del solar.

Casa Gilardi - Luis Barragán


Por ser una casa entre medianeras se optó por una estructura tradicional de muros portantes, disponiendo los locales en una cuadricula, subdividiéndola según la proporción de cada ambiente. La casa está construida íntegramente en ladrillo, recubierto en la totalidad exterior por un acabado de estuco texturado que es típico de la mano de obra mexicana. Los interiores pintados de color, presentan una textura mucho mas lisa de modo que la luz se adueñe del lugar sin producir sombras por la rugosidad.

Casa Gilardi - Luis Barragán


Arquitecto: Luis Barragán
Ubicación: Tacubaya, Distrito Federal, México
Año Proyecto: 1976
Referencias: Wikiarquitectura
Fotografías: Wikiarquitectura, Usuarios de Flickr: pov_steve, mauricio.vieto, danielconcha, edlcm, refrainrefrain, mazdakohei
Via: www.archdaily.mx

Casa Gilardi - Luis Barragán

Casa Gilardi - Luis Barragán

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

UTILIZA EL FORMULARIO ADJUNTO PARA DEJAR TU OPINION