domingo, 4 de octubre de 2009

Rescatada por una familia con profundo amor por la vida de campo, la Estancia Characato nos sumerge en días de austeridad y tradición.


Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
Para quien vive enfrascado en el ruido y la prisa de la ciudad, llegar a este paraje tan remoto es, cuando menos, desconcertante. En un primer momento, descolocan la lejanía y la austeridad del modo de vida, pero pronto dan lugar a la placidez, ayudados por el sabor de una comida preparada como ritual y homenaje, de la lectura a la luz de las velas y del silencio profundo.

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
Sus muros de adobe resistieron el paso del tiempo, y la casa fue reconstruida respetando su arquitectura original.
La hora y media que separa la ruta de asfalto que va a La Falda de la estancia es un camino de tierra, a lo largo del que se suceden cañadones y vertientes naturales. "Este inhóspito rincón del mundo tiene, para nosotros, el atractivo de la contienda diaria con la naturaleza. Además, nos cautivó la idea de rescatar un lugar que se estaba diluyendo en la historia" , explican los dueños de casa, que llegaron hace más de diez años desde Córdoba capital a este rancho y su estancia, en el que podrían cumplir el sueño de llevar una vida retirada y tener un establecimiento agropecuario.

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
Una historia que nos transporta a la época en que los jesuitas se afincaron en estas tierras dice que este rancho fue construido como posta de trabajadores y viajero.
Si bien los terrenos originalmente pertenecieron a los jesuitas, la estancia, desde fines del siglo XVIII hasta el siglo mediados del siglo XIX, fue propiedad de los descendientes del teniente coronel Francisco Antonio Díaz. Luego pasó a manos de la familia Peralta que, en 1895, construyó la capilla.
Sus instalaciones fueron concebidas a lo grande, con coro, confesionario y sacristía para recibir al cura que venía periódicamente a celebrar misa. Más cerca en el tiempo, en los años 50, la estancia fue comprada para explotar canteras y la casa pasó a ser utilizada para guardar herramientas y cobijar animales. Ahí comenzó su deterioro.

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
"A pesar de los años de maltrato, la casa resistió estoicamente, y pudimos hacerla renacer. De los antiguos moradores, sólo vivían dos hermanas, muy ancianas, que nos ayudaron a reconstruir la historia de Characato y a quienes les compramos varios de los muebles que habían pertenecido a la estancia", cuenta, mientras disfrutamos de un bien sazonado cordero a la sombra de los eucaliptos, la actual propietaria.

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
El banco de estilo colonial que se luce en una de las galerías es una pieza original de la casa y fue rescatado por los actuales dueños
Aquí vive hoy ella con su marido y una de sus hijas, que está a la cabeza de un proyecto concebido para recibir los viajeros que quieran compartir con ellos plácidos días de campo llamado "Tierra de Aguas".
Este nombre es la traducción de la voz comechingón characato, con la que se bautizó la estancia, y que es también el nombre del cerro más alto de la zona y desde donde surge la vertiente de agua mineral que abraza el rancho.


Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
Bajo la gran campana aún funciona una cocina económica a leña, que hoy convive con otra moderna.

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
Ollas gastadas por el buen uso y múltiples utensilios junto a la bacha hablan de la pasión de esta familia por los placeres del paladar.

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
La chimenea, realizada durante una reforma, sostiene una colección de cubiertos de plata.

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
El juego de comedor y aparadores de estilo colonial son algunas de las piezas que fueron devueltas a esta casa luego de que lograran dar con las antiguas dueñas

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
Esta casa recompone la austeridad de la vida de campo acompañada de objetos bellos por su elegancia. Uno de ellos es la cama de hierro 'Alas de Mariposa'.

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
Los baños impactan porque los envuelve un delicado encanto que nos recuerda que la elegancia y el buen gusto poco tienen que ver con la opulencia.

Diseño, Decoracion, Interiores, Arquitectura, Muebles
Para resguardar una de las galerías del fuerte sol de la tarde, se construyó una media sombra con pequeñas cañas entrelazadas.

FUENTE: BLOGYDECO

0 comentarios:

Publicar un comentario

UTILIZA EL FORMULARIO ADJUNTO PARA DEJAR TU OPINION